Marengo y “su fórmula”

 11/08/2016      por Adrián Espinosa

Raciones internacionales en un ambiente acogedor

Ya sabíamos más o menos lo que nos íbamos a encontrar, pero aún así nos sorprendió, gratamente por supuesto. El pasado miércoles nos acercamos a cenar al Marengo, un restaurante especializado en tapas y raciones en “la zona” de Zaragoza que no te puedes perder, y te vamos a decir por qué.

Ración para compartir del menú "Fórmula Raciones"

Carpaccio de ternera con helado de aceite de oliva y pesto Genovés

Llegamos y enseguida nos atendieron, teníamos reserva pero llegamos pronto y decidimos probar un par de tapas. De todas ellas (no tenía ninguna mala pinta) nos llamaron la atención dos: el canelón de longaniza con salsa de boletus y el ravioli de carrillera. Estaban espectaculares, se nota que le ponen mimo a todo lo que hacen. Pero sigamos, que esto acaba de empezar.

Una de las tapas de Marengo

Canelón de longaniza con salsa de boletus

Nos sentamos y ya nos recibieron con un gazpacho para chuparse los dedos. Vimos que tenían varios menús aparte de la carta, fuimos a por el de “Fórmula raciones”. En él entraban tres raciones para compartir: Carpaccio de ternera con helado de aceite de oliva y pesto Genovés (sí, helado de aceite, ¿os parece raro? pues no veáis lo bueno que estaba), calamares fritos en su tinta con ali-oli de soja (un poco salados, pero aún así, increíbles), risotto de puntalette, setas y parmesano (de los mejores risottos que hemos probado, súper cremoso y con un sabor inigualable). También iban incluidos dos segundos a elegir: delicias de pollo crujientes con salsa tonkatsu (aquí fuimos a lo tradicional, nunca está de más combinar lo clásico con lo vanguardista XD), y ventresca de atún rojo Teriyaki con quinoa (muy tierno y sabroso, se deshacía en la boca). Y, por supuesto los postres: pastel de chocolate con helado de melocotón al vino (el contraste de temperatura y de textura más orgásmico que hemos experimentado, gastronómicamente hablando) y semifrío de queso y arándanos con sopa de frambuesas y hierbaluisa (de este no voy a decir nada, nos quedamos sin palabras).

Uno de los segundos platos del menú Fórmula Raciones

Ventresca de atún rojo Teriyaki con quinoa

Al camarero se le llenaba la boca explicando cada uno, y es que no es para menos, están tan orgullosos de lo que hacen que te contagian ese entusiasmo para que disfrutes aún más de tu cena. Tanto en el servicio como en la propia comida, notamos una gran trayectoria profesional hostelera y un saber hacer en la cocina, pero sin duda lo que más nos llamó la atención era el mimo que le ponían a cada uno de los platos, quizá sea ese el secreto de su fórmula.

Salón principal de Marengo

Restaurante Marengo

También tenemos que destacar la decoración del local, muy vintage, con muchos elementos de madera combinados con objetos industriales y pequeños toques de color, que nos hacían sentirnos como en casa. Un ambiente muy acogedor, estábamos tan agusto que nos dieron las tantas.

Ya sólo recordando la experiencia del miércoles se me hace la boca agua, teniendo la sensación de haberme quedado con las ganas de probar más platos. Si lo que cenamos estaba tan bueno, ¿cómo será lo mejor que tienen? Supongo que todos serán igual de buenos. ¿Te animas a comprobarlo?

¡Buen provecho! 😉

Datos de interés

Qué: Restaurante Marengo. Bar&Deli
Dónde: C/ Francisco Vitoria, 5-7 50008 Zaragoza (ver ubicación)
Horario: Lunes a Viernes de 8 a 2, Sábados de 9 a 2 y Domingos de 11 a 17
Precio:

  • Menú «Fórmula Raciones»: 21,95 €
  • Menú del día (entre semana): 12,95 €
  • Menú Gastronómico (degustación): 24,95 €

Reserva: 976 220 570 | Reserva online
Más info: Web Marengoinfo@restaurantemarengo.com | Facebook | Twitter | Instagram | Youtube

Compártelo con tus amigos y ayúdanos a llegar a más gente :)